Tipos y modelos de autoclaves

Existen muchos tipos y modelos de autoclaves en el mercado y, por lo tanto, distintas formas de clasificarlos. Aquí te contaremos cómo se clasifican los autoclaves y qué características tiene cada categoría.

Tipos y modelos de autoclaves
El autoclave es el único método efectivo para esterilizar equipos e instrumentos

En primer lugar, es posible clasificarlos en función del volumen de su cámara de esterilización.

Los autoclaves grandes son aquellos que cuentan con una cámara de un volumen superior a 60 litros y se rigen bajo la norma EN 285. Por su parte, los autoclaves pequeños tienen una cámara de menos de 60 litros y su fabricación está regida por la norma EN 13060.   

Los autoclaves pequeños son los más utilizados en establecimientos como clínicas médicas, dentales, veterinarias, así como en centros de estética, estudios de tatuaje y demás.  Estos “autoclaves pequeños”, es posible dividirlos –a su vez- en tres categorías.  

Autoclaves Clase N

Autoclaves Clase N

Un autoclave de clase N solo puede esterilizar cargas sólidas sin empaquetar, como pinzas o porta agujas. La letra N hace referencia a “naked solid products”.

Debido a la ausencia de una bomba de vacío, este tipo de autoclave no permite esterilizar materiales textiles, cargas porosas, cuerpos huecos ni productos embolsados, ya que las características del ciclo no permiten superar pruebas específicas desde el punto de vista físico.

Al no poder esterilizar productos embolsados, los instrumentos que se esterilizan en un autoclave Clase N no se pueden transportar ni almacenar, sino que deben utilizarse de inmediato. En el caso de almacenarlos, la esterilización solo servirá para impedir la contaminación cruzada.

La norma EN 13060 de 2004 lo clasificó como una unidad auxiliar.

Autoclaves Clase B

Autoclaves clase B

Un autoclave de clase B es el autoclave pequeño más parecido en prestaciones a los autoclaves grandes mencionados al comienzo. Incuso, la letra B hace referencia a “big small sterilizers”.

Los autoclaves de clase B, a diferencia de autoclaves de otras clases, están equipados con un prevacío fraccionado, lo que permite la eliminación completa del aire y la libre penetración de vapor. Se trata de la más efectiva de las técnicas disponibles actualmente, permitiendo la esterilización de cualquier tipo de producto. Esto incluye materiales porosos, productos embolsados, textiles y artículos huecos.

Son aptos para todo tipo de establecimientos, sean consultorios médicos, odontológicos, veterinarios, laboratorios, centros de estética y belleza, así como estudios de tatuajes, salones de perforación y peluquerías.

Autoclaves Clase S

Autoclaves clase S

Por último, los autoclaves clase S son todos las demás. En la práctica son una clase intermedia entre los N y los B, y sus prestaciones no están definidas por ninguna norma, sino que dependen sencillamente de cómo fueron diseñados. Es decir, sus prestaciones están determinadas por el fabricante.

Generalmente, estos equipos cuentan con una bomba de vacío incorporada que les permite esterilizar la mayoría de los instrumentos.

Autoclaves horizontales y verticales

También es posible clasificar los autoclaves en función de la orientación de la puerta de la cámara que forma el sello del recipiente a presión.

Autoclaves Horizontales

autoclave horizontal

Un autoclave horizontal tienen un diseño de carga frontal con un recipiente rectangular a presión.

El principal beneficio del diseño de autoclave horizontal de carga frontal es el fácil acceso a la cámara. Además, reduce la tensión de la carga ligera con frecuencia. Sin embargo, el diseño de este autoclave no puede manejar cargas pesadas tales como cargas de desechos.

Autoclaves Verticales

autoclave vertical

Un autoclave vertical también se denomina ‘autoclave de carga superior’, ya que la puerta de la cámara gira hacia arriba para permitir el acceso a la cámara debajo.

El autoclave vertical está desarrollado y optimizado para su uso en entornos de laboratorio.  Están hechos para ser más seguros, más fáciles de usar, más precisos y con un proceso de esterilización más fácil de validar y reproducir.

Los autoclaves verticales están diseñados con un tamaño compacto, ocupando así un menor espacio. Sin embargo, tienen una altura aumentada, que le brinda mayor capacidad.

Su ventaja más importante es su capacidad para esterilizar una amplia variedad de herramientas de laboratorio, incluidos los frascos Erlenmeyer y las botellas de medios.

Los autoclaves más vendidos en 2021

A continuación, te presentamos una selección de los autoclaves más vendidos del momento. Todos ellos cuentan con buenas calificaciones y valoraciones de los usuarios de Amazon.

EMS BioClaveâ„¢ Mini Autoclave, 120V, 8L
Designed specifically for non-medical research use; Fully automatic; just press start; Extremely compact
HYCy 18L Autoclave 3 vacuums pulsatoires con Impresora y Tank en Alto
✓ Con el prueba BD y el proceso de vacío, se bien puede probar la penetrabilidad
HYCy 23L Autoclave 3 vacuums pulsatoires con Impresora y Tank en Alto
✓ Con el prueba BD y el proceso de vacío, se bien puede probar la penetrabilidad
EMS BioClaveâ„¢ 16 Autoclave, 120V, 16L
Designed specifically for non-medical research use; Fully automatic; just press start; Extremely compact
autoclave E9 Recorder con integrado Impresora de etiquetas
Volumen de agua consumido: 300 ml; Nivel sonoro medio: 50 dB; Tensión de alimentación: 2400 W, 10 A, tensión de red: 230 V 50/60 Hz
Pandalife Esterilización autoclave de tipo D, 2 L, dental, tatuaje, laboratorio, clase B.
Cubo más pequeño para facilitar el desplazamiento y la instalación.; Diseño de puerta corredera para un uso fácil y seguro.

Entradas relacionadas

Última actualización el 2021-01-22 / Enlaces de afiliados / Imágenes de la API para Afiliados

Ir arriba