Saltar al contenido

Guía de compra de autoclaves y esterilizadores a vapor

Comprar un autoclave para su negocio personal es una inversión que debe realizarse con detenimiento. En definitiva, es un instrumento de esterilización que lo acompañará durante años en su práctica profesional

Por este motivo nos hemos dedicado a recopilar, analizar y ordenar toda la información disponible sobre el tema con el objetivo de simplificar el proceso de compra de un autoclave, ya sea que lo necesite para un hospital, un laboratorio, una veterinaria, una clínica dental, un centro de belleza, un local de tatuajes o para la producción de alimentos, entre tantos otros usos que actualmente se le dan a estos equipos de esterilización.

¿Para qué necesitas un autoclave?

¿Qué es un autoclave?

Un autoclave es un recipiente metálico de paredes gruesas y cierre hermético que permite esterilizar equipos y suministros. El material a esterilizar primero debe someterse a una desinfección preliminar. Es decir, lavarse con agua corriente o en una lavadora, secarse y luego empacarse en un embalaje destinado a la esterilización. Una vez que se colocan dentro del autoclave, se exponen a vapor a alta temperatura que elimina todos las formas de microorganismos, incluidos virus y bacterias peligrosas, así como todas sus formas de esporas.

Una herramienta estéril, es decir, que ha sido sometida a un proceso de esterilización, es completamente segura para el cuerpo humano. Por eso, el autoclave es un elemento indispensable en cada sitio donde las herramientas reutilizables entran en contacto con el cuerpo humano ¿Por qué? Porque la esterilización efectiva es la base de un gabinete higiénico y seguro.

Gracias al desarrollo tecnológico, los autoclaves son ahora mucho más pequeños que antes siendo al mismo tiempo más rápidos y fáciles de usar. Pero eso no es todo, ya que el precio de este tipo de dispositivos está disminuyendo, lo que los hace cada vez más asequibles para una gran variedad de establecimientos.

¿Qué marca de autoclave te interesa comprar?

Tipos y modelos de autoclaves

Hay varios tipos y modelos de autoclaves en el mercado y su clasificación resulta de las herramientas y productos que podemos esterilizar con ellos. La categorización de los autoclaves está definida por la norma europea EN 13060 de 2004, que distingue tres clases básicas de esterilización. Esta división cubre solo esterilizadores de vapor y vacío.

Autoclaves Clase N

Autoclave Clase N

Son dispositivos que se utiliza para esterilizar materiales simples como cargas sólidas sin empaquetar. Debido a la ausencia de una bomba de vacío en esta clase de autoclaves, no es posible esterilizar herramientas huecas, porosas y empaquetadas. Las regulaciones de 2004 lo clasificaron como una unidad auxiliar. El autoclave de clase N es un esterilizador sin vacío que elimina el aire de la cámara por desplazamiento termodinámico.

Autoclaves Clase S

Autoclave Clase S

La clase de autoclave S es una clase intermedia entre las clases N y B. En esta clase de autoclaves, es posible esterilizar la mayoría de los instrumentos, excepto aquellos con estructura capilar. La clase S permite la esterilización de instrumentos empaquetados individualmente, instrumentos multicapa y sólidos, que no pueden esterilizarse en autoclaves de clase N. Además, permiten la eliminación completa de aire de la cámara gracias a la bomba de vacío incorporada, sin embargo, debido al uso de prevacío de una sola etapa en estos modelos, este proceso es menos efectivo que en autoclaves de clase B.

Autoclaves Clase B

Autoclave Clase B

Los autoclaves de clase B, comúnmente conocidos como autoclaves médicos, son los dispositivos más avanzados disponibles en el mercado. Pueden esterilizar todo tipo de herramientas, empaquetadas y sin embalar, e incluso aquellas con la estructura más compleja. Los autoclaves de clase B, a diferencia de autoclaves de otras clases, están equipados con un prevacío fraccionado, lo que permite la eliminación completa del aire y la libre penetración de vapor. Son aptas para utilizar en todo tipo de establecimiento, como consultorios médicos, odontológicos, veterinarios, centros de estética y belleza, así como estudios de tatuajes, salones de perforación y peluquerías.

Autoclaves verticales

autoclave-vertical

El autoclave vertical está desarrollado y optimizado para su uso en entornos de laboratorio.  Están hechos para ser más seguros, más fáciles de usar, más precisos y con un proceso de esterilización más fácil de validar y reproducir.

Los autoclaves verticales están diseñados con un tamaño compacto, ocupando así un menor espacio. Sin embargo, tienen una altura aumentada, que le brinda mayor capacidad.

Su ventaja más importante es su capacidad para esterilizar una amplia variedad de herramientas de laboratorio, incluidos los frascos Erlenmeyer y las botellas de medios.

Autoclaves horizontales

autoclave-horizontal

Los autoclaves horizontales están diseñados para esterilizar cargas ligeras y con mayor frecuencia. Tienen un diseño de carga frontal con un recipiente rectangular a presión.

El principal beneficio del diseño de autoclave horizontal de carga frontal es que reduce la tensión de la carga ligera con frecuencia. Sin embargo, el diseño de este autoclave no puede manejar cargas pesadas tales como cargas de desechos.

▷ Blog

¿Cómo funciona un autoclave?

Para operar un autoclave, no necesita tener conocimientos especiales. Simplemente coloque el equipo que necesita esterilizar en la cámara y ciérrelo. Una bomba de vacío eliminará el aire que queda dentro o el aire saldrá cuando se bombee vapor. La temperatura interna de la cámara aumentará rápidamente y lo verá en el termómetro. Una vez que se alcanza la temperatura deseada, el temporizador se encenderá. Cuando finalice el proceso de esterilización, la presión y el vapor desaparecerán y podrá abrir la puerta para enfriar y secar su equipo. Tenga en cuenta que una cerradura exterior y un purgador de seguridad mantendrán la presión de vapor en el nivel adecuado.

¿Cómo elegir un autoclave?

Al elegir un autoclave de vapor, tenga en cuenta su tamaño, que puede variar de 8 a 24 litros. El dispositivo más grande permitirá esterilizar más instrumentos a la vez, mientras que el más pequeño hace que todo el proceso sea más rápido. Sin embargo, una máquina más grande usa más energía. Puede considerar comprar dos autoclaves con menor capacidad para optimizar el consumo de energía. Además, tendrá una copia de seguridad si una de las máquinas no funciona correctamente.

Preste atención a la cantidad de ciclos que tiene el autoclave y asegúrese de que se ajuste bien a sus requisitos. Otra aspecto a considerar es el período de garantía que se ofrece el producto. Además, averigüe si hay un servicio técnico local para un autoclave; de ​​lo contrario, es posible que necesite algo de tiempo para encontrar un técnico profesional en caso de que surjan problemas.

¿Cuál es el precio de un autoclave?

El precio de un autoclave depende de muchos factores. Entre ellos de qué tan confiable sea el dispositivo y qué especificaciones técnicas tenga. Las marcas estadounidenses y europeas pueden ser más caras ya que tienen una mayor calidad, mientras que los productores coreanos y chinos ofrecen dispositivos más baratos, aunque su calidad se reduce. Además, algunos autoclaves se venden junto con algunos accesorios útiles, como una impresora incorporada que ayuda a rastrear objetos esterilizados, de modo que su precio aumento. Si bien es difícil generalizar sobre el precio de un autoclave es muy probable que la inmensa mayoría de quienes necesiten adquirir uno para su práctica profesional, puedan comprarlo por menos de 1.000 €.

No usar un autoclave puede ser ilegal

Los requisitos legales con respecto a la posesión de un dispositivo para esterilizar herramientas se imponen no solo en consultorios médicos y dentales, sino también en salones de belleza, estudios de tatuajes y salones de perforación, entre otros. Estos son lugares donde la continuidad de la piel puede romperse, por lo que existe el riesgo de infección con bacterias, hongos y virus.

Las herramientas no estériles representan una seria amenaza para la salud y la vida de los pacientes y clientes de los lugares mencionados. La falta de esterilización de los instrumentos es una violación de la ley, y el propietario del establecimiento debe tener en cuenta las consecuencias.

Los requisitos indican claramente que los instrumentos que no son desechables deben lavarse, desinfectarse y finalmente esterilizarse. Como resultado del proceso de esterilización, todos los virus, hongos y bacterias se destruyen.

¿Cuáles son los tipos más comunes de infección en los gabinetes?

  • infecciones virales: virus de la hepatitis B, virus de la hepatitis C, virus del papiloma humano VPH, virus del VIH
  • infecciones bacterianas: principalmente estafilococos y estreptococos
  • infecciones fúngicas: Pityrosporum ovale, Candida sp., Epidermophyton sp.
  • infecciones parasitarias